El armadillo: Un mamífero en peligro de extinción

2
3968

Una de las especies de animales mamíferos más azotada por la extinción es el Armadillo. No importa el tipo de subclase a la que pertenezca este espécimen, todas y cada una de ellas, hoy día son eliminadas por el cambio climático existente, las deforestaciones y por sobre todo, el hombre quien los mata para su alimento y/u otras actividades.

El nombre científico que se les da a los armadillos es dasipódidos , es decir, que pertenecen a la familia de los Dasypodidae, aunque en diferentes lugares del mundo se les llama de distintas formas como lo son: quirquincho (del quechua khirkinchu en Perú, Bolivia y Argentina), cusuco (en Costa Rica, El Salvador y Honduras), pitero (en Honduras), tatú (tatú mulita, tatú peludo, tatú carreta), toche, pirca, mulita (en Argentina y Uruguay),  peludo, tatú, piche (en Argentina , Paraguay y Brasil ), cachicamo (en Colombia y Venezuela), gurre (en Antioquia en Colombia) y jerre-jerre (en la Costa Caribe de Colombia).

Animales mamíferos: Armadillo en peligro de extinción

Así mismo, los Jerre-Jerres son animales mamíferos nocturnos que se alimentan particularmente de insectos pequeños como lo son gusanos, termitas y hormigas. Viven desde México hasta Argentina y pueden fácilmente identificarse a simple vista por su cuerpo cubierto de una coraza de escamas yuxtapuestas que forman un escudo o caparazón con el cual pueden enrollarse en forma de esfera o bola, además de poseer una cola larga, patas cortas llenas de garras con las cuales se sirven para hacer orificios en la tierra donde normalmente viven y se refugian, dientes cilíndricos diminutos que no poseen esmalte (Por ello, muchos creen que son destentados) y una lengua delgada en forma de lanza puntiaguda.

Las razones para que este espécimen se encuentre en las listas de animales mamíferos en peligro de extinción de América son variadas. Comenzando porque su caparazón es utilizado en Centro América (Particularmente en Perú y Bolivia) para la construcción de un instrumento de cuerda muy parecido a la guitarra en su forma, aunque con una gran variación por sus pares de cuerdas dobles, este es el charango.

No obstante, el consumo de su carne es una exquisitez culinaria  de parte de los diferentes pueblos donde éste animal vive. Existen mitos acerca de su carne, la cual es parecida al cerdo, pollo y conejo. Por ello, se le atribuye el apodo de “siete carne”  al igual que otros animales como el manatí y el ponche.

Y como es de costumbre en la medicina tradicional de los pueblos, muchos remedios o curas a enfermedades están basados en armadillos. Los dos ejemplos más significativos son: Curar, eliminar o disminuir las dolencias del parto a las mujeres primerizas a partir de sus huesos molidos en brebajes y curar el asma a quienes la poseen bebiendo un trago de sangre de un jerre-jerre recién degollado.

Sin embargo, el armadillo es un animal portador de microorganismos que podrían enfermar al hombre como es la lepra (Puede verse reflejada en la región abdominal del animal) y la enfermedad de changas.

Existen muchos mitos y curiosidades en cuanto hablamos de estos animales mamíferos sorprendentes. Uno de ellos es la conceptualización popular por la finura de su aceite, la cual puede filtrarse analmente o por los poros de la piel cuando se consumen grandes cantidades de su carne o cuando la persona no está habituada a su consumo.

Así mismo, grandes apariciones ha tenido este animal mamífero en la música y pantalla chica.  Entre las composiciones del maestro Rafael Escalona se encuentra una dedicada a éste (Puedes pulsar el enlace que lleva desde aquí) así como en la novela y serie de televisión colombiana que lleva su apellido (Escalona) vemos incontables escenas con un jerre-jerre  que era su amigo. Hoy día, y la más representativa de todas sus dedicatorias, es el símbolo o mascota oficial de la Copa Mundial de Futbol 2014 (El Tatú Bola) que se celebrará en Brasil para mediados del mismo año.

Sólo esperamos como siempre, que estos animales mamíferos no se extingan tan pronto (aunque la extinción sea un proceso natural) y nuestros hijos y nietos puedan disfrutar de verlos como alguna vez nosotros pudimos disfrutarlos cuando éramos niños.

Loading Facebook Comments ...

2 Comentarios

  1. […] Al igual que con el oso polar, casi todas las especies de pingüinos se están viendo afectadas en desaparecer, ya que cada vez más su población disminuye desmesuradamente por los condiciones climáticas de los polos, la casa de especie por el humano, los desastres naturales como los derramamientos de petróleo, destrucción del hábitat natural, disminución del alimento, entre otras. Todo lo anterior ha expuesto a los pingüinos a ser catalogados como unos de los tantos animales mamíferos en peligro de extinción. […]

Dejar respuesta